Te llamamos

Tipos de puertas para cada vehículo


En este blog hemos hablado en algunas ocasiones de los condicionantes que pueden determinar la elección de un tipo u otro de puerta. Son distintos y muy diversos. Hoy hablaremos de uno más, que no es en absoluto despreciable y, de hecho, tiene mucha importancia. El tipo de coche que se tenga determina y mucho la elección del modelo de puerta. El tamaño del propio vehículo es un factor decisivo por razones obvias, ya que condicionará el tamaño del garaje y, a su vez, el tipo de mecanismo de apertura de la misma.

En el caso de decantarse por una apertura seccional, esto permitiría que el vehículo pudiese aparcarse prácticamente pegado a la propia puerta, aprovechando así todo el espacio presente. Este tipo de apertura hace que todo el espacio y la longitud del garaje se utilicen para el mecanismo y para el vehículo.

Las aperturas correderas son más habituales en todos aquellos garajes que, por espacio, no pueden permitirse tener un sistema de accionamiento instalado, bien sea en la parte superior o dentro del mismo. Es por ello que se recurre a la apertura corredera de manera más óptima.

En cualquier caso y sean cuales sean sus condicionantes, tenemos un sistema adecuado para cada tipo de garaje y vehículo.